Vestido Reciclado de Graduación con Corcholatas de Refresco

Una estudiante de preparatoria llamada Regan Kerr de la ciudad de Aurora, Colorado se dedico a coleccionar las corcholatas de latas de refresco, las pequeñas palancas de metal que se usan para abrir las latas.

Al principio no sabía qué iba a hacer con ellas, pero después tuvo la genial idea de hacer su vestido de graduación a partir de estas piezas de metal recicladas.

Le tomó dos años y el apoyo de amigos y familiares el juntar las 5,114 corcholatas que tardó 5 meses en coser para hacer su vestido reciclado de graduación.

Ella no sabía coser ni nunca había hecho un vestido antes, pero como bien dice, no tuvo mucha ciencia, sólo fue cuestión de unir las corcholatas con hilo y aguja.

Se le presentaron algunos retos en el camino, como por ejemplo la gran cantidad de corcholatas que iba a necesitar, el peso del vestido por el cual tuvo que agregar tirantes para sostenerlo y también a la hora de poner el cierre en la parte de atrás tuvo que hacerlo con mucha paciencia y cuidado.

Al final, obtuvo como resultado un original y llamativo vestido, aunque dice que le da un poco de nervios saber qué es lo que sus compañeros opinarán de su vestido de graduación.

Sin duda es un proyecto muy original con un vestido muy creativo que refleja la luz como ningún otro vestido lo harpa, y lo mejor de todo es que trae consigo un mensaje de reciclaje y cuidado del medio ambiente, claro siempre y cuando no se haya tomado ella esos más de cinco mil refrescos.

vestido-reciclado-corcholatas

Comments