Haz un Huerto Casero sin Tierra

Este método de agricultura de vegetales es genial. Como ya podrás haber adivinado, no necesitamos comprar tierra, sólo crear composta. Ese método de crecer vegetales en casa es particularmente apropiado para personas con discapacidades físicas o personas mayores. Pero a mí me gusta usarlo porque creo es muy bueno para el suelo.

Cuando excavamos el suelo rompemos su estructura. Cuando creamos un huerto de este tipo, no estamos afectando el suelo de ninguna manera, lo que significa que las lombrices, microbios del suelo y demás animales pueden seguir haciendo lo que mejor hacen para un jardín.

Para obtener los mejores resultados en tu hortaliza, tienes que intentar no compactar el suelo. Los nutrientes, el agua y el aire viajan a través del suelo por los caminos que crean las lombrices y las raíces de las plantas. Cuando compactamos el suelo, estos caminos quedan destruidos. Si diseñas tu hortaliza para tener camas de tierra de no más de 1.25 metros de ancho (por lo que quieras de largo), no necesitarás pararte sobre el suelo a la hora de cuidar y cosechar tus hortalizas.

No importa en donde vivas, hacer una hortaliza de este tipo es una gran opción. No importa el tipo de suelo con el que empieces, ya que las capas de material que irás poniendo sobre el suelo irán añadiendo nutrientes y mejorarán el suelo. Eventualmente acabarás con un excelente suelo para cultivar.

Un huerto sin tierra es realizado sobre suelo existente. Puede ser realizado sobre un jardín, área de plantas, suelo rocoso e inclusive hasta sobre cemento. Necesitas crearlo en un área que reciba al menos seis horas de sol cada día y que tenga un buen drenaje.

Cuando preparas este huerto no necesitas levantar el jardín o la tierra existente, lo que harás es ir mejorando lo que ya está ahí.

Construyendo el Huerto

1. Forma las paredes – Puedes usar troncos, tablas de madera viejas (no tratadas), ladrillos, piedras, etc. Arma el espacio del tamaño que tengas, quieras y creas necesario, pero máximo de 1.25 metros de ancho.

2. Empieza con una capa gruesa de periódico – Asegúrate de cubrir completamente el área con el periódico mojado. Debe de tener un mínimo de 6mm de ancho cada capa, y debes ir colocando más capas hasta alcanzar 7.5 centímetros. Esto mata a la maleza e impide que crezca nueva. Sólo usa papel periódico, no de revistas ya que ese papel tiene muchos químicos.

3. Añade capas de hierba seca – puedes usar paja o cualquier material orgánico seco, asegurándote de que no queden huecos en donde se vea el periódico.

4. Añade 20 mm de un buen fertilizante orgánico – el excremento de los pollos es fantástico, pero puede ser cualquier abono orgánico.

5. Añade más paja – Agrega alrededor de 20 centímetros de paja suelta.

6. Añade más fertilizante orgánico – Añade otros 20 mm de fertilizante orgánico.

7. Añade composta – Termina tu huerto añadiendo 10 centímetros de composta madura.

8. Riega tu huerto con suficiente agua y déjalo reposar por unas semanas.

9. Planta tus brotes de hortalizas – Después de dos o tres semanas planta tus brotes de hortalizas (que cultivaste en almácigos), no plantes semillas.

Algunos beneficios de crear estos huertos:

• Los puedes construir en cualquier lugar, a cualquier hora y del tamaño que quieras.
• Mantiene tu jardín ordenado y provee fácil acceso.
• Esta estructura previene que los pájaros desordenen tu acolchado.
• Copia a la naturaleza al crear un ambiente orgánico y rico en nutrientes para tus vegetales.
• Una vez que lo has creado prácticamente no necesita mantenimiento.

Para tus primeros vegetales en el huerto te recomiendo sembrar pepinos, lechugas o calabacitas. Es mejor dejar los vegetales de raíz para cuando tu huerto haya madurado un poco.

También recuerda que tienes que sembrar plantas asociadas para que se ayuden una a otras.

Qué plantas asociar y cómo hacer composta es algo que podrás aprender en el nuevo manual que Un Blog Verde tendrá disponible a partir de la próxima semana ¡Espéralo!

Ejemplo de Huerto Orgánico sin Tierra

Comments

Comments are closed.