Cómo Hacer Tu Casa Ecológica

La edificación sustentable es un proceso de diseño que surge de una conexión con el paisaje natural. Se trata de un conjunto de decisiones que considera el sitio y los materiales para reducir el costo, el mantenimiento y uso de la energía de la casa. La conservación es fundamental para el enfoque de la construcción verde. Las casas ecológicas son más sanas, más seguras, más cómodas y menos costosas de operar. Se conectan a la gente, a la tierra y a la comunidad que les rodea. Aquí hay siete ideas de cómo hacer tu casa ecológica:

Construir un diseño solar pasivo.

El diseño solar pasivo para la calefacción y la refrigeración natural se practica en todo el mundo bajo cualquier condición climática. Como los costos de energía aumentan, es fundamental utilizar la orientación del edificio, colocación de ventanas, pisos de piedra, aleros, las barreras de reflexión y otras técnicas para el control de la energía solar natural.

En climas cálidos, se debe orientar la parte ancha de la casa al norte o al sur, para evitar la ganancia de calor excesivo como el sol sale y se cae en el horizonte.

Utiliza voladizos profundos o pantallas solares para proteger áreas de cristal del sol directo. Evita claraboyas o salas de efecto invernadero, debido a que permiten la acumulación de calor en exceso.

En climas más fríos, el calor solar puede ser capturado y almacenado en materiales como el hormigón o piedra que se libera lentamente durante la noche.

Un plan de piso abierto optimiza el efecto del calentamiento solar pasivo o enfriamiento.

Las puertas y ventanas deben estar en condiciones de captar la brisa vigente y permitir la ventilación cruzada.

Bajo las ventanas de entrada y ventanas más altas de salida mantiene el aire en movimiento, a modo que el aire caliente sube.

Una chimenea térmica utiliza una zona caliente, como una cúpula de cristal con ventanas o conductos de ventilación, para crear el aumento de las corrientes de aire para sacar el aire a través del edificio.

Los paneles de doble vidrio ofrecen un espacio de aire entre los paneles aislantes, lo que reduce la transferencia de calor.

La capa de óxido de metal de baja emisividad (emisivo) de cristal ayuda a mantener el calor solar y el calor del interior.

Ventile los espacios del ático.

En climas cálidos, los espacios del ático pueden acumular el calor, la transferencia a las zonas de abajo. Los conductos de aire acondicionado situados en el ático absorben este calor.

En climas fríos, la humedad puede acumularse en los espacios del ático sin ventilación, causantes de la pudrición de la madera o el moho.

Los materiales más ligeros de color del techo absorben menos calor. Los altos niveles de aislamiento en los áticos y los muros exteriores son cruciales para la temperatura interior confortable en todos los climas.

Algunas investigaciones se están realizando en completamente sellado, áticos de alto aislamiento.

Optimiza los sistemas de aire acondicionado y calefacción

Un sistema de gran tamaño se enfría demasiado rápido, y deja la habitación fría y húmeda. Los sistemas más pequeños a largo plazo alcanzan la temperatura deseada, y, al mismo tiempo, limpian el aire de la humedad.

Un sistema más pequeño tiene una duración más larga, no se enciende y se apaga con frecuencia, y tienen un menor costo de compra.

Revisa si hay fugas en las uniones de conductos, y alrededor de ventanas, puertas, escaleras del ático, los tubos de escape, luces empotradas, y tomas de corriente eléctrica. El mantenimiento de los sistemas centrales de aire es necesario para evitar la pérdida de aire. Utiliza termostatos programables para regular el consumo de energía.

Reduce las necesidades de agua.

El paisaje nativo que se adapta a las precipitaciones en tu área es fundamental para la edificación sustentable. Mantén el crecimiento de plantas nativas en tu jardín.

Los materiales permeables de agua, tales como el granito triturado o adoquines permiten que el agua se filtre en el suelo. Los sistemas de captación de agua de lluvia, usa canalones y barriles para capturar y almacenar el agua que cae sobre los techos.

Las lavadoras de carga frontal utilizan menos energía y agua. Algunos lavavajillas utilizan menos agua y no tienen el calor de secado. Comprueba la cantidad de agua y el uso de energía antes de comprar electrodomésticos.

Los inodoros de bajo flujo y llaves ahorradoras reducen el consumo de agua.

Usa materiales renovables o reciclados.

Considere las cubiertas de madera y residuos de plástico, como Trex o de otras marcas.

Usa materiales de producción local, y de fácil renovación, cuando sea posible.

Considera la posibilidad de usar materiales alternativos de construcción, tales como tierra apisonada, paja o un aislamiento de paneles de hormigón. Los pisos de concreto utilizan el material base como acabado, lo cual ahorra materiales y mano de obra.

Los pisos de madera reciclada son un nuevo atractivo de uso de los materiales. Los pisos de bambú se hacen de una fuente renovable rápidamente – el bambú es una hierba que puede crecer varios metros por día.

Los pisos para superficies duras no tienen polvo, mohos, y alérgenos, y son muy durables.

Destina un lugar para reciclar, la basura doméstica tales como un compartimiento de almacenaje en la cocina, y un contenedor en el garaje.

Utiliza materiales seguros:

Use productos que sean biodegradables, a base de agua.

Evita los productos que contengan colorantes, productos químicos que agotan el ozono, metales pesados, formaldehído, o carcinógenos conocidos.

La edificación sustentable de casas ecológicas es un enfoque para el diseño y la construcción respetuosa con el medio ambiente y la conservación de los recursos. Se trata de un enfoque de sentido común que está disponible para todos los dueños de casas.

como hacer tu casa ecologica