Fenómenos Ambientales que Causan los Desastres Naturales

por Val Escobedo

en El Medio Ambiente

A fin de entender mejor hasta qué punto las acciones humanas pueden estar incidiendo en la frecuencia y la gravedad de las catástrofes naturales, he de analizar un poco más los fenómenos naturales que desencadenan dichas catástrofes. Para empezar, se necesita analizar un poco más los fenómenos naturales que desencadenan dichas catástrofes.

INTERCAMBIADORES DE CALOR PLANETARIOS

Los intercambiadores de calor planetario, son diferentes temperaturas resultantes de la atmósfera terrestre los cuales hacen que esta se ponga en movimiento.

La rotación diaria del planeta hace que esa masa de aire húmedo en continua circulación forme remolinos, que a veces se transforman en depresiones, o zonas de baja presión atmosférica. Estas a su vez pueden convertirse en tormentas, dividiéndose dependiendo del clima y a la vez transformándose en diferentes manifestaciones de la naturaleza como son los huracanes, ciclones, tifones, que en esencia son el mismo fenómeno, pero con diferentes nombres de acuerdo con la región donde se produzca.

En los últimos años se han formado algunas tormentas muy fuertes. Según los científicos están estudiando, si este hecho puede deberse al calentamiento global, que tal vez este suministrando más energía a los sistemas tormentosos. No obstante, el cambio climático quizás sea solo una de las consecuencias del calentamiento global del planeta ya que los seres humanos no protegen su atmósfera derramando tanta contaminación atmosférica desafiando a la naturaleza. Es posible que ya se esté experimentando otra potencialmente más peligrosa consecuencia de estos cambios del calentamiento global.

SUBIDA DEL NIVEL DEL MAR Y DEFORESTACION

De acuerdo con un editorial de la revista Science, “el nivel del mar subió entre 10 y 20 centímetros durante el siglo pasado, y no parece que vaya a parar”. ¿De qué forma influye el calentamiento global en este fenómeno? Según los investigadores apuntan a dos mecanismos posibles. Uno sería mediante el derretimiento de los casquetes polares y los glaciares, con el consiguiente aumento del volumen oceánico. Y el otro, mediante la expansión térmica de los líquidos: cuando los océanos se calientan, aumentando su volumen.

En muchos lugares del mundo, el crecimiento de la población conlleva más urbanización, mayor número de poblados marginales y, por tanto, mayor degradación del medio ambiente. Estos factores pueden incrementar la gravedad de los desastres naturales. Por ejemplo, en el país insular de Haití tiene una alta densidad de población y problemas de deforestación. Una noticia reciente afirmaba que, aunque su situación económica, política y social es precaria, lo que en verdad pone en peligro la existencia del país es la deforestación. Esta amenaza se hizo patente de forma trágica en 2005 cuando las lluvias torrenciales provocaron avalanchas de lodo que se cobraron miles de vidas.

En 1989 el Dr. Grau, hace referencia a que “el calentamiento global, las represas, la deforestación y la agricultura de tala y quema” han agravado la situación del sur de Asia.

Por otro lado la deforestación puede agravar la sequía al hacer que el suelo pierda la humedad con mayor rapidez. En los últimos años, a consecuencia de las sequías, se han declarado incendios como nunca antes en bosques que por lo general son demasiados húmedos como para arder. Con todo, las condiciones climatológicas extremas no son en absoluto la única causa de los desastres naturales. Muchas naciones o países sufren catástrofes cuyo origen solamente se puede averiguar al interior del planeta tierra.

CUANDO EL SUELO TIEMBLA

La corteza terrestre está constituida por placas de diversos tamaños que se desplazan unas con respecto a otras. De hecho, hay tantos movimientos en la corteza que es posible que se produzcan varios millones de temblores al año. Muchos de ellos, claro está, pasan desapercibidos.

Los movimientos sísmicos también pueden tener efectos secundarios letales. Por ejemplo, el 1 de noviembre de 1755, un terremoto arrasó la ciudad portuguesa de Lisboa, que contaba con 275.000 habitantes. Pero la desgracia no acabo ahí. Por la información recogida el sismo provoca incendios, así como tsunamis de hasta 15 metros de altura, que se sucedían veloces desde el océano Atlántico. En total, el número de fallecidos en la ciudad superó los 60.000.

Sin embargo, también en estos casos, la magnitud de los desastres depende hasta cierto punto del factor humano. Un elemento determinante es la elevada densidad de población de las áreas de alto riesgo. “En la actualidad, casi la mitad de las grandes ciudades del mundo están emplazadas en zonas proclives a los sismos”, dice el escritor Juan Grau. Otro factor son los materiales y el diseño estructural de las edificaciones. Se ha dicho que los 2terremotos no son los que matan a la gente, sino los edificios”, lo cual ha resultado ser cierto muy a menudo.

LOS VOLCANES: CONSTRUCTORES O DESTRUCTORES

“Mientras usted lee estas palabras, probablemente haya en erupción un mínimo de 20 volcanes” (Juan Grau, 1989). Cualquier persona que leyera esta frase se preguntaría ¿Qué es un Volcán? Y a la vez quedaría totalmente pensativo, imaginándose la situación. Bueno un volcán es en términos generales, según la teoría tectónica de placas sostiene que lo terremotos y los volcanes se producen en áreas similares: en las enormes hendiduras -particularmente las oceánicas- formadas por fallas geológicas, en las fisuras de la corteza terrestre -por donde el magma asciende desde el manto -, y en las zonas de subducción, donde una placa se hunde bajo otra.

Los volcanes son la mayor amenaza para el ser humano tanto por el número de erupciones observadas como por su cercanía a las áreas pobladas. El borde de la cuenca del pacifico, conocido como el cinturón de fuego, está salpicado de cientos de volcanes de este tipo.

En realidad, los Volcanes han demostrado tener un importante papel constructor a lo largo de la historia del planeta. Según una página universitaria de Internet, “el 90% de todos los continentes y las cuencas oceánicas son resultado del Vulcanismo”. Pero ¿Por qué son tan violentas algunas erupciones?

Las erupciones se producen cuando el magma caliente del interior de la tierra asciende a la superficie. Algunos Volcanes tan solo expulsan lava, la cual raras veces se mueven tan deprisa como para tomar a las personas por sorpresa. Pero otros liberan más energía en sus explosiones que una bomba nuclear. Los factores determinantes son la composición y la viscosidad de la materia fundida que alimenta al Volcán, así como la cantidad de gases y agua a elevadas temperaturas que dicha materia contiene. A medida que el magma se acerca a la superficie, esa agua y esos gases que transporta disueltos se expanden con rapidez. Afortunadamente, los Volcanes suelen avisar antes de hacer erupción, pero de que se salven vidas depende únicamente de la atención y respeto que la gente tenga y ponga hacia las alertas montadas en cada ciudad volcánica, como se les llama, han pasado muchos casos que aunque la lava o magma no llegue hasta las casas, la nube tóxica si, y a raíz de esto han muerto muchas personas.

{ 1 comentario }

carolina

esta re bueno eto gtracias x la info chicos los amoo

No se permiten comentarios

Artículo Anterior:

Siguiente Artículo