Cómo Se Eliminan Los Residuos

Vertido

Se acostumbra a verter y diluir en el mar las salmueras, si bien este procedimiento es perjudicial cuando se trata de residuos tóxicos. Con escombros y ciertos residuos mineros se rellenan minas y hoyos o se forman montículos y colinas (escombreras), lo que ha dado pie a una toda una técnica de rehabilitación de paisajes degradados. Para los residuos radiactivos de baja intensidad, también se aplica un método parecido, en el que se extreman las precauciones y los controles. Para los de alta intensidad, la única solución hallada es su almacenamiento, en contenedores especiales, en el fondo de minas excavadas en terrenos estables e impermeables. En el caso de la basura urbana, el vertedero tradicional, donde los residuos se mineralizan con el paso del tiempo, no es una buena solución (contaminación de aguas, incendios provocados por la auto combustión del biogás). El vertedero controlado, en el que se impermeabiliza la excavación, existe en dos versiones, según que los residuos se compacten y depositen en capas sucesivas recubiertas por tierra, o se trituren. En la primera versión, la fermentación es anaerobia, tarda bastantes años en completarse y hay que prever la evacuación del biogás o su aprovechamiento. En la segunda, la degradación de la materia orgánica es en su mayoría aerobia, con poca emisión de gas, y más breve. En ambos casos, para facilitar la mineralización y reducir volumen, conviene haber separado las materias inertes, susceptibles, además, de reciclaje.

Incineración

La combustión a una temperatura de 1.000°C a 1.300°C de muchos tipos de residuos permite reducir su volumen a un tercio o menos, así como obtener energía térmica o eléctrica. Pero produce gases y polvo que se propagan en forma de aire y contaminación atmosférica, y escorias y aguas de enfriamiento con notable presencia de metales.

Pirólisis

La pirólisis es en esencia una destilación a una temperatura de 1.000°C a 2.000°C que descompone los residuos en gases (CO, CO2, H2, N2), líquidos (agua, alquitrán) y sólidos carbonosos, en proporciones parecidas. Su ventaja radica en que los gases y sólidos residuales son buenos combustibles.

Tratamientos químico y bioquímico

Se trata de procesos muy apropiados para residuos industriales. En el primero, lo más común es emplear hipocloritos, bisulfitos, etc. en reacciones de oxidación- reducción, así como ácidos y bases que regulan el pH, para que precipiten hidróxidos y se formen otros compuestos estables. En el tratamiento bioquímico hay que seleccionar microorganismos que elaboren enzimas específicos, para descomponer los desechos en productos más inocuos.

eliminacion-residuos

Comments are closed.