Posibles Usos De La Energía Solar Térmica

Se puede decir que se basa en todo lo anteriormente expuesto. Se trata de calentar agua con fines sanitarios, esto es, para higiene personal, limpieza, cocina,…

Calefacción: Además de la utilización como A.C.S., también se puede destinar la energía captada por este método a calefacción de locales, por medio de radiadores, aunque actualmente se usa el suelo radiante, pues la eficacia térmica es mayor, y la temperatura de funcionamiento será mucho menor que la de los radiadores convencionales (en torno a 30-40ºC).

Climatización de piscinas: Que pueden ser tanto cubiertas como al aire libre. El uso de la energía solar para este fin viene motivado por el gran volumen de agua de las piscinas, que requerirían un gran gasto de combustible para su caldeo, cosa que encarecería enormemente la instalación, además de que en algunas normativas se prohíbe el uso de las energías contaminantes en el acondicionamiento de piscinas para uso ordinario.

Este tipo de instalaciones es especialmente aconsejable, por su economía, ya que los colectores que se utilizan están, compuestos por la placa absorbedora, normalmente de plástico, sin ningún tipo de carcasa, aislante, cubierta,…, ya que las temperaturas que se requieren raramente sobrepasan los 30ºC en los colectores (pensemos que una temperatura adecuada para el baño está en torno a los 24-27ºC), y además la circulación del agua es directa, esto es, no es necesario el uso de intercambiador, necesitando solamente un circulador para ayudar la salida y entrada del agua en la piscina, aunque este es necesario de todas formas, pues el agua debe pasar siempre por un proceso de filtrado para su limpieza y depuración.

Además, se hace muy recomendable el uso de manta térmica por las noches, para no perder la energía captada durante el día, con lo que el ahorro de energía será sumamente notable, además de que la manta elimina el riesgo de suciedad en la piscina.

Desalinización: Es una aplicación muy importante en estos tiempos de climatología incierta, en que nos encontramos con años de tremendas sequías. Recordemos que estamos rodeados de agua por los cuatro puntos cardinales, y que dicho agua se puede potabilizar por diversos métodos. El problema está en que dichos procesos son excesivamente caros, por lo que no compensa realizar las infraestructuras adecuadas. Ahora bien, si la energía utilizada procede de la solar, la cosa cambia, ya que el gasto de la instalación es el inicial, no teniendo que hacerse cargo de combustible alguno, además de poder efectuar el proceso de forma directa, aprovechando la energía recibida para el funcionamiento del destilador solar.

Secaderos: Muy utilizados en la industria y, sobre todo, en la agricultura, para procesos de secado del grano, tabaco,… se basa en la circulación de aire caliente por el interior de unos invernaderos, que es donde se lleva a cabo el proceso de secado.

Conversión de la energía solar térmica en electricidad: Mediante un proceso hidráulico, el fluido caloportador calentado por métodos solares (normalmente no se usan los comunes colectores, sino colectores cilindro-parabólicos de concentración, espejos que centralizan la recepción de los rayos solares en una torre, donde se encuentra el colector propiamente dicho,…), convierte dicha energía térmica en energía cinética, que generará energía eléctrica a través de un generador acoplado a un motor. Esta es una tecnología que se puede catalogar de Energía Solar de Alta Temperatura.

Si quieres saber más sobre la energía solar térmica te recomendamos el curso de Energía Solar Térmica que puedes comprar en esta liga.

energia-solar-termica