Soluciones y consejos prácticos para evitar la contaminación producida por las pilas

Para evitar la contaminación podemos seguir una serie de consejos y soluciones prácticas, que nos encaminen hacia una sociedad más concienzuda del peligro que tienen las pilas. Entre todos, todo sería más fácil.

• Evitemos comprar objetos que funcionen a pila o batería y que no nos hagan falta.

• No tirar las pilas en la basura de nuestra casa, pues el relleno sanitario no esta preparado técnicamente para su disposición. Jamás hay que tirar las pilas al inodoro o al río, pues tienen un altísimo poder de contaminación en el agua.

• No abrir las pilas, pues contienen metales y ácidos que contaminan el ambiente.

• No quemar las pilas y baterías al fuego, por que desprenden gases tóxicos.

• No recarguemos las pilas, a menos que su recarga este específicamente indicada.

• No mezclar pilas y baterías nuevas con viejas.

• No guardemos las pilas en el refrigerador o calentarlas en el horno, pues puede contaminar los alimentos.

• Retiremos las pilas de los artefactos si no los vamos a utilizar.

• Utilizar las inofensivas pilas salinas o Normales (cinc−carbón), y las pilas verdes (libres de mercurio), en sustitución de las alcalinas.

• Evitar las pilas botón de mercurio y utilizar las de litio.

• Aprovechar las pilas recargables de níquel−cadmio. Son más caras, contaminan al igual que las de mercurio y se necesita un cargador, pero tienen la ventaja de poder reutilizarse más de 500 veces, lo que supone un importante ahorro económico y una significativa disminución del vertido de pilas al medio ambiente.

• Cuando vayas a comprar una calculadora o un reloj, recuerda que existen los de “energía solar”, y relojes que funcionan con nuestro pulso.

Comments are closed.