Regeneración de los bosques tropicales

Hace tiempo se consideraba que los bosques se podían regenerar de forma natural. En cierto modo esto era cierto, pero no cuando la demanda de madera se dispara de manera desmedida, convirtiéndose en un recurso no renovable y en peligro de desaparición. Esto conlleva a que haya que buscar métodos de regeneración alternativos.

Regeneración artificial

Este tipo de regeneración surge al comprobar que las especies con mayor interés económico no se regeneraban tan fácilmente.

Antiguamente de lo que se trataba era de compensar la extracción de especies económicamente rentables, con plantaciones artificiales en fajas, trozas o callejones. Esto tenía un bajo impacto en el medio ambiente. Pero este método se fue haciendo cada vez más intenso, exigiéndose un mantenimiento que en ocasiones no era llevado a cabo, por lo que el rendimiento no fue el esperado, prefiriéndose utilizar entonces otros métodos más agresivos, plantando especies heliófilas en cantidad después de cortar a mata rasa la vegetación existente.

A partir de los años 70 se comenzaron a sustituir los rodales improductivos con una o 2 especies comerciales, permitiéndose así una mayor mecanización. Actualmente la mayoría de estas plantaciones tienen lugar en el sudeste asiático y en África. Pero ya en los 80 se puso en duda la rentabilidad de esta técnica por su bajo rendimiento y algunos criterios ambientales, entre otros motivos.

Regeneración natural

A las técnicas de regeneración natural se les dio más preferencia entre 1950 y 1970. En este periodo se utilizaban varias técnicas pero teniendo siempre en cuenta dos criterios:

-Mejorar el desarrollo de los rodales, favoreciendo a los individuos más importantes desde el punto de vista comercial, fomentándose indirectamente su regeneración. Ejemplo de ello son los rodales de Okoume (Aucumea Klaineana) en Congo y Gabón.

-Favorecer directamente la regeneración mejorando la llegada de la luz al suelo del bosque. Técnicas que se aplicaron en Malasia, Ghana, Nigeria y Trinidad con el nombre de “Shelterwood system” o “Ameliorements des pouplements naturels”.

Pero estos métodos tienen algunas desventajas que hicieron que no se obtuviera el resultado esperado:

-Fomento de la aparición de especies colonizadoras o invasoras heliófilas, que impiden que se desarrollen las especies “importantes” e influyen el la iluminación alterando su equilibrio.

-Las actuaciones que van unidas a estas técnicas se prolongan en el tiempo más de lo esperado desde un punto de vista económico y técnico.

-Otros, como por ejemplo la falta de investigación.

Todo esto hizo que no se hubiera mejoras en la productividad.

Actualmente, proteger y utilizar de forma sostenible el bosque tropical es una tarea de carácter urgente, y tanto los métodos de regeneración natural como los de regeneración artificial deben utilizarse de manera complementaria para así poder mejorar su uso.

bosque_lluvioso-tropical

Comments