¿Qué es la Deforestación?

La deforestación es el proceso de desaparición de masas forestales (bosques), fundamentalmente causada por la actividad humana. La deforestación está directamente causada por la acción del hombre sobre la naturaleza, principalmente debido a las talas realizadas por la industria maderera, así como para la obtención de suelo para cultivos agrícolas.

El comercio mundial de madera extraída ilegalmente es un negocio que mueve cada año miles de euros. Aunque generalmente se identifica como un problema de los bosques tropicales, la tala ilegal también se da en países desarrollados y economías de transición.

Alrededor del mundo se hace concienciación de lo peligroso que son las quemas y la tala de bosques, pero al parecer debido a la gran sobrepoblación que hay, es casi imposible evitarlo, en algunos lugares que aún se conservan reservas forestales que son las que contribuyen en gran parte a mantener un clima poco estable.

Causas de la deforestación

Las principales causas de deforestación son la demanda de madera y la transformación de bosques en superficies dedicadas a la agricultura y la ganadería. La deforestación puede darse de diferentes formas:

Agricultores de roza y quema, que descombran el bosque para sembrar cultivos de subsistencia o para la venta.

Agricultores comerciales: Estos talan los bosques para plantar cultivos comerciales.

Pastoreo de ganado mayor y menor.

Madereros, que cortan árboles comerciales.

Recolectores de leña.

Industriales mineros y petroleros: Los caminos y las líneas sísmicas proporcionan acceso al bosque a otros usuarios de la tierra.

Planificadores de programas de colonización rural.

Planificadores de infraestructuras: Los caminos y carreteras construidos a través de áreas forestales dan acceso a otros usuarios de la tierra; las hidroeléctricas ocasionan inundaciones.

En definitiva, son muchos factores los que pueden inducir a la deforestación de los bosques. Hay otras causas que pueden generar también su degradación, como por ejemplo: sobre pastoreo, los incendios, las malas prácticas agrícolas, etc.

Consecuencias de la deforestación

La deforestación de un bosque provoca que los organismos que allí viven tengan que emigrar hacia otro lugar o la desaparición de estas, perdiéndose gran número de especies. Con ésta desaparición se pierde también la infinidad de recursos que podríamos aprovechar del bosque tropical sin dañar su equilibrio ecológico, como por ejemplo vegetales comestibles o sustancias para la medicina o la industria química.

La deforestación y el clima

El bosque tropical nos otorga un gran beneficio ya que es un gran almacén de dióxido de carbono. El 30 por ciento de las acumulaciones de CO2 de la atmósfera pertenece a la quema de bosques tropicales.

La vegetación influye sobre el clima regional, cualquier cambio drástico provocará también un cambio en el clima regional. Es difícil la estimación cuantitativa de los efectos que pueden tener en la temperatura, la circulación y las precipitaciones las grandes modificaciones de los ecosistemas terrestres. La cantidad de humedad en la atmósfera de la Amazonía occidental es mayor que próximo a la costa, por lo que se puede deducir que hay una humificación del aire conforme este se adentra en el bosque, causado por la emisión de vapor de agua por la vegetación. Se sabe que, por ejemplo, los pastizales no tendrían en absoluto los mismos niveles de evapotranspiración.

deforestacion-medio-ambiente

Comments are closed.